Sandía y Melón, nuestros aliados en verano

Son dos frutas que se dan en la temporada veraniega y que no solo son deliciosas, sino que también muy beneficiosas. Brevemente te mostraremos algunas de sus características y propiedades principales, así como sus beneficios para la salud


Beneficios y propiedades de la Sandía

Las propiedades de la sandía son muy diversas y representan grandes beneficios para nuestra salud. Por un lado, la sandía contiene aminoácidos como la citrulina, que potencia la circulación sanguínea y puede eliminar molestias en las extremidades debido a la mala circulación. Por otro lado, al tener fenólicos, carotenoides y flavonoides, la sandía ayuda a combatir los radicales libres, por lo que previene enfermedades del corazón, entre otros.


Esta fruta está formada por un 90% de agua, por lo que es un hidratante perfecto para el cuerpo y la piel. Además, es muy baja en calorías, perfecta para ser incluida en dietas para perder peso o personas que cuidan su alimentación. Por otro lado, contiene calcio, ideal para fortalecer los huesos y dientes.


Finalmente, la sandía es rica en Vitamina A, que es excelente para la protección y cuidado ocular y de la piel y también en Vitamina C que tiene propiedades de rejuvenecimiento para la piel, además de ayudar en la cicatrización.


Beneficios y propiedades del Melón

El melón, como la sandía, teiene diversas propiedades que nos aportar múltiples beneficios. Por un lado, el melón contiene altas cantidades de potasio, que beneficia al sistema nervioso, fortaleciendo los músculos y promoviendo una mejor movilidad.


Por otro lado, otra propiedad destacada de esta fruta es su contenido de colágeno, que previene las arrugas y el envejecimiento de rostro y brazos.

Además, el melón, como la sandía, contiene un alto porcentaje de agua por lo que es bajo en calorías y tiene propiedades diuréticas perfectas para personas diabéticas o que quieran bajar de peso.


Finalmente, el melón es rico en Vitaminas A, K y C que ayudan a regenerar los tejidos de la piel cuidando su pigmentación y vitalidad. Además, fortalecen los dientes y los huesos y ayudan a mejorar la visión y la coagulación de la sangre, previniendo así hemorragias.

Si tenemos que hablar de alguno de sus inconvenientes, el melón puede producir gases, lo que puede llevar a experimentar dolor o pesadez estomacal. Su consumo excesivo puede incluso originar diarrea, debilitamiento, sensación de cansancio y malestar general.


¿Cómo identificar el mejor Melón o Sandía?


El melón tiene una concha muy delgada y el interior suele ser blando, por lo que, si al apretar la fruta la encuentras muy dura, probablemente no esté madura. Por otro lado, los dedos no deberían hundirse cuando presiones la fruta, si lo hace es indicativo de que la fruta está demasiada madura.


En relación a la sandía, ésta estará en su punto si produce un sonido contundente y seco cuando se golpea su corteza. Otro indicativo lo encuentras en los colores, mientras más oscura sea y menos franjas verdes tengan, más madura y dulce estará.



Como acabamos de ver, ambas frutas son deliciosas y tienen innumerables beneficios para la salud. Así que comienza a aprovecharte de ellas e inclúyelas en tu dieta, ya que son tus mejores aliados en la temporada de verano.


Categorías
Tags
Nuestras Redes Sociales
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram
Novedades del blog