El rabanito, sus propiedades y múltiples beneficios

El rabanito ha demostrado traer múltiples beneficios a nuestro organismo, además de tener un sabor muy particular y un aporte nutricional espléndido, gracias a sus propiedades.

Mantener una dieta equilibrada es muy importante para nuestra salud, esta debe incluir alimentos variados. El rabanito es uno de esos alimentos que mejora nuestra salud y nos ayuda a prevenir enfermedades.


Beneficios del rabanito

El rabanito es rico en vitaminas, fibra, minerales y otros elementos esenciales para tu salud y alimentación, sus principales beneficios son:

  • Fortalece tu sistema inmunológico. Si consumes media taza diaria le estarías aportando a tu cuerpo al menos un 15% de vitamina C de la dosis que nos recomiendan ingerir diariamente. La vitamina C es un elemento clave en la regulación de tu metabolismo y la creación de colágeno.

  • Contribuye en resolver tu problema de estreñimiento. Por ser un tubérculo rico en agua y fibra dietética, este incentiva los movimientos intestinales regulares y mejora el estreñimiento. También evita el exceso de gases, beneficia la producción de bilis de forma natural y combate la reproducción de los parásitos.

  • Protege tus riñones. El consumo de rabanito ayuda a tu cuerpo a eliminar toxinas que están acumuladas en tus riñones y tu sangre. Todo esto debido a su efecto diurético y desintoxicante, además de prevenir infecciones bacterianas y la formación de cálculos renales.

  • Mejora la salud de tu sistema cardiovascular. El consumo constante de este tubérculo reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares más comunes y relaja los vasos sanguíneos gracias a la combinación de las antocianinas con la vitamina C, el ácido fólico y otros minerales.

Además, también tiene beneficios para prevenir algunas enfermedades:

  • Fuerte aliado contra la diabetes. Si eres diabético consumir este vegetal no hará que tu nivel de glucosa en la sangre se eleve. Esto es debido a que su índice glucémico es casi cero. Además, se ha observado que es un ayudante en la absorción del azúcar en el torrente sanguíneo debido a su alto contenido de fibra.

  • Un aliado en la prevención del cáncer. De nuevo por su poder desintoxicante y la combinación de vitaminas está siendo indicado para la prevención de varios tipos de cáncer. Ya que se cree que su efecto antioxidante y compuesto isotiocianatos pueden destruir células cancerígenas.

  • Previene la salida de las hemorroides. La fibra y el agua son los responsables de este beneficio para tu cuerpo. Al favorecer la digestión, evita la acumulación de heces en el intestino, haciendo que se calmen los síntomas de esta condición tan molesta.

Propiedades del rabanito

Este te ofrece un excelente aporte nutricional (carbohidratos, fibra, proteínas, etc.) sin aportar gran cantidad de calorías. Además, contiene en diferentes proporciones minerales como, el potasio, calcio, sodio, fósforo, magnesio, yodo, hierro y zinc y una buena cantidad de aminoácidos, Entre ellos ácido glutámico, lisina, valina y ácido aspártico, todos.


Vistas ya las propiedades del rabanito, es fácil darse cuenta que resulta ideal para las personas que buscan una alimentación sana, así como también una dieta baja en alimentos grasos.


Y ahora que se acerca verano.... ¡Crema de rabanitos!

Ingredientes

385g de rábanos

300g de patatas

1 cebolla morada mediana

2 dientes grandes de ajo

50g de arándanos frescos

2 cucharadas de mirin

Aceite de oliva virgen extra

500ml de caldo de verduras

2 cucharadas de queso crema

1 cucharadita de miel

Sal y pimienta negra en granos al gusto


Para la decoración puedes incluir tallos tiernos de berro, eneldo fresco, láminas y trozos de rábano, arándanos frescos, pétalos de remolacha y aceite de sésamo


Preparación

  • Lava los rábanos, elimina impurezas y sécalos. Reserva un par de rábanos para la decoración y el resto lamínalos finamente.

  • Corta la cebolla en brunoise. Lava, pela y corta la patata en gajos y los ajos en láminas delgadas.

  • Coloca una cazuela a fuego lento, agrégale el aceite de oliva y cuando esté caliente añade la cebolla. Remueve y cocina durante 5 minutos.

  • Incluye las láminas de ajo y cuece 5 minutos más.

  • Luego, incluye los rábanos y la patata y cocina durante 7 minutos removiendo ocasionalmente.

  • Agrega los arándanos y cuece durante 3 minutos más.

  • Añade el caldo, sube el fuego. Cuando empiece a hervir, baja el fuego y cocina durante 30 minutos, o hasta que los rábanos y las patatas estén tiernos.

  • Retira del fuego y tritura para obtener una crema suave. Incorpora el queso crema, la miel, el mirin, sal, pimienta negra recién molida y tritura nuevamente.

  • Decora con berro, rábanos laminados o en cuartos, un poco de eneldo, algunos arándanos, pétalos de remolachas y un poco de aceite de sésamo.

Categorías
Tags
Nuestras Redes Sociales
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram
Novedades del blog